La práctica del Karate-Do: Beneficios físicos

Respecto a los beneficios del karate en el ámbito motor (físico): El karate desarrolla la fuerza, velocidad, coordinación, equilibrio, flexibilidad y los aspectos perceptivos que tienen que ver con la noción espacial y temporal.

A continuación desarrollaré los beneficios que aporta la práctica del karate-do en relación con los cuatro pilares elementales del deporte: Flexibilidad,  resistencia, fuerza y velocidad

 

LA FLEXIBILIDAD

Elongación y flexibilidad, que se desarrolla con ejercicios de calentamiento y con un trabajo importante al estiramiento, lo cual hace que nuestro cuerpo se flexibilice, evitándose de esta manera lesiones como tirones, contracturas, desgarros, etc.

 

LA RESISTENCIA

La práctica de karate-do mejora la capacidad aeróbica y anaeróbica, acompañado de una mayor potencia cardiovascular.

 

LA FUERZA

Fortalecimiento y tonificación de la musculatura de todo el cuerpo. En la práctica de karate se utiliza todo nuestro cuerpo, por lo tanto, lo desarrollaremos más fuerte y ágil. Desarrollaremos una musculatura más fuerte y tonificada gracias a ejercicios específicos como las flexiones y los abdominales

 

LA VELOCIDAD

El practicante de karate mejora la coordinación motriz y el control corporal. Aumenta la velocidad muscular, que se trabaja en los entrenamientos de kumite (combate), así como la velocidad de reacción.

 

 

Además de todos estos beneficios físicos que aporta la práctica del karate. Es importante destacar la mejora del conocimiento del propio cuerpo, sintiéndolo y trabajándolo a partir de las propias habilidades corporales. Desarrollando estas habilidades y trabajando las debilidades.

 

Logra la coordinación de todo el cuerpo: Su práctica implica una mezcla de ejercicios aeróbicos y anaeróbicos y distribuye el ejercicio de manera uniforme por todas las articulaciones y músculos del cuerpo. Exige la armonía y coordinación de todo el cuerpo.

 

Su riesgo de lesiones no es elevado: El karate es uno de los deportes que menos lesiones genera respecto a otros, sean o no artes marciales; tal es el caso del alpinismo, el esquí, el baloncesto y el fútbol .Además, de las que genera, un 85% son insignificantes. Por otro lado, en la modalidad de Kumite o combate, no se aprecia una intencionalidad de causar daño al contrincante, ya que cada karateca es verdaderamente consciente del potencial de sus golpes.

 

Su práctica se puede iniciar a cualquier edad: En este deporte el único protagonista es la persona que hace el ejercicio, pues ella se establece sus propias metas y va adaptando de manera progresiva y sin ningún tipo de peligro los ejercicios. Las metas se establecen de manera individual y no son ejercicios que supongan peligro para edades más elevadas.

  2 comentarios en “La práctica del Karate-Do: Beneficios físicos

  1. Javier
    noviembre 11, 2017 a las 11:37 pm

    Muy interesante! Me encanta 😀

    • Admin_GimC
      noviembre 16, 2017 a las 3:11 pm

      Gracias por tu comentario, Javier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *